TEXTO 11. FAMILIA, URBANIDAD Y SOCIEDAD

Página

Lee cuidadosamente el siguiente texto observando los signos de puntuación con las pausas que indican.  Luego, responde los items del cuestionario de  comprensión lectora.

Familia, Urbanidad y Sociedad

Todo el mundo está de acuerdo en que vivimos en una época de crisis, la llamada era posmoderna. Es una crisis generalizada de valores. En las ciencias y la filosofía la búsqueda de la verdad, la certeza o la racionalidad está en un callejón sin salida. En la esfera ética hay una confusión total acerca de lo que está bien o está mal. La sociedad está plagada de problemas, desde el incremento de la violencia juvenil, e incluso infantil, pasando por problemas como el consumo abusivo de alcohol y drogas, los delitos sexuales, el maltrato y la violencia dentro del ámbito familiar, hasta la corrupción de las elites políticas y financieras.

Después de un siglo XX lleno de guerras y conflictos de todo tipo hemos asistido al fin de todas las utopías e ideologías políticas. El único valor que parece que está en alza es el dinero. Generalmente se piensa que el progreso o bienestar material es la panacea a todos los problemas del mundo. Sin embargo, el bienestar material solamente satisface una parte de los deseos humanos y, por ello, no puede dar al hombre una felicidad completa. Como nos indica Fromm[1] en la siguiente cita, es paradójico que sean las sociedades opulentas las que estén plagadas de más problemas psicológicos causados por relaciones humanas conflictivas que conducen a mucha gente a la soledad, depresión e incluso al suicidio.

El hombre está angustiado, carece de fe y de convicciones y tiene poca capacidad de amar. Y escapa al vano ajetreo, al alcoholismo, a una extremada promiscuidad sexual y a síntomas psicosomáticos de todas clases que explica mejor la teoría de la tensión (estrés). Como consecuencia paradójica, las sociedades más prósperas resultan ser las más enfermas y el progreso de la medicina queda compensado por el gran aumento de toda clase de enfermedades psíquicas y psicosomáticas[2].

Ante esta confusión o crisis de valores, hoy día, a comienzos del Siglo XXI, existe más que nunca la necesidad de llegar a un consenso de valores comunes y principios éticos universales que sirvan de base de una educación para la paz que ayude a fomentar la convivencia pacífica entre individuos, familias, comunidades, etnias, razas, naciones y culturas, y así lograr una paz mundial estable y duradera para el nuevo milenio.

Hoy en día la sociedad ha cambiado a través del paso del tiempo, pero en ese cambio ha perdido ciertas costumbres y ciertos modales que ayudaban a mantener la armonía entre la gente; es por ello, es urgente preocuparnos por recuperar estos modales que se han perdido, hasta el simple hecho de decir gracias, de pedir el favor, de decir buenas tardes o buenas noches, hasta de preguntarle a los demás ¿cómo están?,

Los valores éticos y morales en las personas en especial en los niños y en los jóvenes que serán los futuros constructores de una mejor sociedad guatemalteca,  en la cual todos seremos valorados como personas íntegras y seremos tomados en cuenta; así llegaremos a conseguir el respeto que es la base de toda sociedad, por que los buenos modales y las buenas actitudes, son el principio para construir una sociedad en paz y en valores donde todos somos iguales y tenemos derechos y deberes que los otros deben respetar, de la misma manera como uno respeta a los demás; donde la sociedad se debe guiar por un conjunto de reglas que rigen el trato social y la igualdad entre las personas.

En realidad todos deberíamos de regirnos por un mismo principio y poner en practica todos los buenos modales que nos abren las puertas hacia el futuro, así, podríamos lograr la sociedad ideal formada para hacer el bien a toda la comunidad y enfatizada en la necesidad de rescatar los valores éticos y morales a través de la enseñanza de la urbanidad como alternativa, para garantizar la formación del hombre amoroso, educado, culto, sencillo, en otras palabras, más sensible a sus semejantes; pero teniendo en cuenta que cada uno es un ser individual pero al mismo tiempo reflejando una idea concisa de una sociedad armónica como lo explica la siguiente frase:

El comportamiento es un espejo en el que cada uno muestra su verdadera imagen”

Esta frase nos lleva a pensar que todo lo que hacemos y decimos muestra como somos interiormente tanto en el campo espiritual como intelectual y también nos hace reflexionar en todas las actitudes malas que hemos tenido delante de algunas personas, porque en la vida se necesita la ayuda de los demás para alcanzar el éxito, pero esto sólo es posible sí nosotros somos amables y corteses a todo momento y mostramos el lado positivo de nuestra personalidad; así, que debemos proponernos formar y cultivar una sociedad basada en la urbanidad y el buen ejemplo donde todos podemos aprender de los demás y podemos corregirnos mutuamente sin herirnos, y de esta manera podremos mostrarle al mundo una sociedad donde se ve la cara amable de un pueblo deseoso de paz si todos nosotros nos proponemos tomar por costumbre los buenos modales estaríamos dando el primer paso para cambiar la sociedad en la que vivimos por una donde todos podemos expresarnos libremente y nadie nos va cohibir de nada siempre y cuando lo que hagamos y decimos no violen las leyes y normas pactadas ni tampoco sobrepasen los parámetros estipulados por la misma sociedad los cuales están regidos por la fraternidad, la ley y la justicia entre los pueblos.

Pero la sociedad debe tener muy en cuenta que cada ser es una persona íntegra e individual que debe comprender y entender que la urbanidad es una ciencia y que al mismo tiempo es el arte de vivir bien y de ser dichoso en comunidad, por esta razón cada persona puede interactuar con todos los miembros de la comunidad o sociedad en la cual vive pero debe respetar el pensamiento e ideas del los demás, así el que no este de acuerdo y puede defender su punto de vista sin ir a herir al otro ni a faltarle el respeto, por que en una sociedad formada en la urbanidad todos tenemos derecho a tener diferentes puntos de vista.

Ahora más que nunca debemos trabajar para lograr una sociedad con una moral y una ética encaminada a hacer el bien a los demás basada en las buenas costumbres y en la autonomía del hombre, solo nos resta hacer una pregunta ¿vamos a seguir dejando que la sociedad siga perdiendo sus valores éticos y morales a través del tiempo o vamos a concientizarnos desde el fondo de nuestra alma, que ser amables y corteses con los demás nos lleva a un futuro donde todos seremos iguales y tendremos las mismas oportunidades,   así podremos decir que vivimos en una sociedad donde todos gozamos de una prosperidad plena para nosotros mismos y para las personas que aportaron algo a nuestro crecimiento como individuos integrales?

Llámese urbanidad al conjunto de reglas que tenemos que observar para comunicar dignidad, decoro y elegancia a nuestras acciones y palabras para otorgar a los demás el respeto que les debemos”

“La urbanidad consiste esencialmente en conducirnos de palabra y de obra, de modo que los demás se queden encantados de nuestra presencia y de nuestro trato”

Las reglas de urbanidad no se encuentran en códigos legales, sin embargo, ninguna sociedad podría preservarse sin ellas.

Estas normas, en lo que se refiere a dignidad, honra personal, buenos modales; rigen en todos los países civilizados del planeta.

La etiqueta es una parte esencial de la urbanidad, se refiere al ceremonial de los usos, estilos y costumbres que se observan en reuniones de carácter elevado y serio. La etiqueta varía según las costumbres de cada pueblo o de cada institución; y es de suma importancia someterse a los usos de la etiqueta que se encuentran establecidos

Para llegar a ser realmente corteses no basta con conocer las normas de la moral y de la urbanidad, también es indispensable practicarlas constantemente para formar hábitos de buena educación.

Para cultivar esta virtud, es imprescindible desarrollar el “tacto social”. Buenos modales, poseer tacto es “tener una especie de sensibilidad hacia los demás que permite presentir y adivinar sus sentimientos, y estar en consonancia con ellos; utilizar el tono debido o tener la actitud precisa con cada persona en particular”.

Las personas de tacto son las que mejor conocen los medios de ocupar siempre en sociedad una posición ventajosa, las que tienen el don de agradar en todas ocasiones, las que atraen en todas partes el cariño de los demás; en fin, cuya compañía es siempre agradable y siempre se echa de menos.

Estos son algunos de los principios básicos del tacto social:

  • Respetar al otro como a uno mismo
  • Escuchar, más que hablar
  • Comprender, antes que juzgar
  • Pensar antes de actuar o de hablar
  • Ser discreto
  • Tratar a los demás como nos gustaría ser tratados

Todas estas reglas, que podrían sintetizarse resultan básicas para vivir civilizadamente. Por lo general, no están escritas, pero cuando todos las respetamos, nuestra vida se hace más agradable.
Como nos advierte San Pablo cuando nos dice, en la persona de los primeros cristianos, que pues debemos vivir por el espíritu de Jesucristo, igualmente debemos guiarnos en todo por este mismo espíritu.
Como no hay acción en vosotros que no deba ser santa, según dice el mismo Apóstol, no puede haber acto alguno que no esté inspirado por motivos cristianos: y así, todas nuestras acciones externas, las únicas que puede regular la cortesía, deben siempre tener y llevar consigo cierto carácter de virtud.

La Urbanidad dentro de la Familia.

Los padres somos los primeros responsables de la educación de los hijos. Al crear el hogar se adquiere esta responsabilidad. Por lo tanto, un hogar, tendrá como normas a la ternura entre todos sus miembros, el perdón sincero y amoroso ante los errores, el respeto en el trato entre todos, la fidelidad y el servicio desinteresado a los demás miembros del hogar.

El lugar más apropiado para que los hijos crezcan en las virtudes es la familia y. los maestros y maestras encargados de instruir a los niños deben prestar a ello particular atención. Será necesario nuestro esfuerzo constante y asiduo por dar buen ejemplo constantemente. Pues es parte de nuestra gran responsabilidad. Pero, ¿cómo podremos los padres educar a nuestros hijos en algunas virtudes que muchas veces no tenemos, si se ha dicho que es fundamental educar con el ejemplo? No es necesario ser perfecto. Basta a los hijos ver que los padres también se esfuerzan en practicar esa virtud. El ejemplo del esfuerzo es lo que arrastrará a los hijos. Al reconocer ante los hijos los propios defectos, un padre de familia se hace más apto para guiarlos y corregirlos.

Consideramos que los estudiantes de escuelas y colegios deberían tomar nuevamente materias referentes a urbanidad y civismo pues aunque parezca algo anticuado es algo muy necesario y son costumbres que se han ido perdiendo con el paso del tiempo, son cosas que de algún modo nos brindan conocimientos generales sobre nuestro país y su funcionamiento que no se pueden tomar con la misma amplitud en una clase de democracia y no solo esto en el caso de la clase de urbanidad aunque parezca un poco tedioso es algo muy necesario pues muchas personas hoy en día no saben como comportarse en las circunstancias de la vida diaria.

Y es que la formación de los niños, adolescentes y jóvenes, debe implicar no solamente conocimientos académicos sino también todo lo relativo a la formación integral de las personas, poniéndose adecuado énfasis en la urbanidad que implica buenos modales, civismo y, en fin, todo lo que moralmente es necesario para una colectividad civilizada que sepa convivir.

En las escuelas, los maestros y sus directores tienen que hacer su parte que es sumamente importante. Sin embargo, hay que considerar que es indispensable que los padres de familia colaboremos con los maestros en esta fase de la formación de los hijos. Debemos coordinar con la escuela en lo relativo a los estudios y en nuestros hogares debemos preocuparnos por el quehacer de cada uno de los hijos, que pasan horas fuera del hogar y también cuando están dentro de él. Desafortunadamente, no todos los padres de familia, en los últimos lustros, tienen conciencia de la importancia de estas normas. Asimismo, no todos los maestros entienden su misión en términos de formación académica, además de la instrucción

Texto tomado de: www.propazgua.net/proyectos/…/12_familia_urbanidad_y_sociedad.doc

 

COMPRENSIÓN LECTORA: Encierra en un círculo la letra de la opción correcta

1. De  acuerdo con el texto, la palabra plagada significa:

  1. Invadida®
  2. Rebosada
  3. Apestada
  4. Cargada

2. Según el autor, la era postmoderna:

  1. Es la causante de las crisis actuales.
  2. Es la época de las certezas o la racionalidad.
  3. Representa una crisis generalizada de valores.®
  4. No tiene absolutamente nada bueno.

3. De acuerdo con el texto la palabra panacea significa:

  1. Droga
  2. Bebedizo
  3. Remedio®
  4. Bálsamo

4. El bienestar material no puede dar al hombre una felicidad completa porque:

  1. Después del siglo XX sólo hubo guerras y conflictos.
  2. Las sociedades opulentas son las que tienen más conflictos.
  3. Compensa parcialmente algunas de las aspiraciones humanas.®
  4. Conduce a los hombres a la soledad y el suicidio.

5. El hombre escapa hacia el vano ajetreo, el alcoholismo, hacia una extremada promiscuidad sexual y a síntomas psicosomáticos de todas clases porque:

  1. Las sociedades prósperas son las más enfermas.
  2. No sabe amar, se angustia, es incrédulo. ®
  3. La medicina no ha progresado lo suficiente.
  4. Hay un gran aumento de enfermedades psíquicas.

6. Debido a la confusión o crisis de valores surge la necesidad de:

  1. Realizar la educación para la paz.
  2. Fomentar la convivencia pacífica.
  3. Unir individuos familias y comunidades.
  4. Alcanzar un acuerdo de valores y principios éticos universales. ®

7. Es urgente preocuparnos por rescatar modales que se han perdido porque:

  1. Son el principio para construir una sociedad en paz y en valores.®
  2. Hay que aprender a saludar, a pedir el favor, a decir “gracias”.
  3. Los jóvenes que serán los constructores de la sociedad colombiana
  4. Es necesario buscar la igualdad entre las personas.

8. La frase “El comportamiento es un espejo en el que cada uno muestra su verdadera imagen” es equivalente a:

  1. “Dime con quién andas y te diré quién eres”.
  2. “En tierra de ciegos el tuerto es rey”
  3. “Por sus obras los conoceréis” ®
  4. “Entre más conozco a los hombres, más quiero a mi perro”

9. Según el texto, la palabra etiqueta significa:

  1. Marca
  2. Inscripción
  3. Ceremonia ®
  4. Solemnidad

10. “Escuchar, más que hablar;comprender, antes que juzgar” son elementos  de lo que el autor llama:

  1. La etiqueta.
  2. El tacto social.®
  3. El arte de vivir bien.
  4. Dignidad, decoro y elegancia.

11. Del acápite titulado La Urbanidad dentro de la Familia se puede concluir que:

  1. Los padres de familia no tienen conciencia de la importancia de las normas de urbanidad.
  2. La familia, más que la escuela, es la única responsable de la formación de los jóvenes.
  3. La escuela debe prestar especial atención a la manera cómo los niños son formados en la familia. ®
  4. Es necesario cambiar los conocimientos académicos por la enseñanza de la urbanidad.

SOLUCIÓN

OTRA PÁGINA PARA SOLUCIÓN


[2] El término psicosomático se puede definir como el proceso psíquico que tiene influencia en lo somático (el cuerpo físico).

2 comentarios en “TEXTO 11. FAMILIA, URBANIDAD Y SOCIEDAD

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s